Tiempo de verano, tiempo para todos

20 Julio, 2016
Tiempo de verano, tiempo para todos

El verano suele asociarse al descanso, aunque no siempre se produce eso. Los tiempos de vacaciones de un mes entero se han ido acabando, salvo para los niños, que suelen tener un largo verano por delante.

En el verano todos necesitamos espacio, tanto pequeños como mayores

La idea de tener a los niños tantas horas al principio te llena de alegría, pero puede llegar a ser estresante, máxime cuando no sabes qué hacer con ellos. Una buena amiga me dijo que su hijo iba a asistir a un Campus que daba dos ex jugadores del Real Valladolid.

Mi hijo es un fanático del club blanquivioleta y la idea me sedujo bastante, es una manera de que aprenda los valores del deporte y se relacione con otros chicos, algo que siempre viene bien, ya que los niños cada vez están más en casa y jugando a videojuegos, lo que hace que sean menos “despiertos” que, en mi generación, donde estábamos gran parte del día jugando.

Total, que al llegar a casa se lo dije a mi niño y se le iluminaron los ojos, le encantó la idea y en mi caso, además también tendría tiempo para irme a unos cursos de yoga y de dieta que me hacía tiempo recibir y ahora tendría más tiempo para poder asistir.

Me quedaba por comprarle unas botas de fútbol, lo único que no le dan en el campus. Echando un vistazo de los modelos que le gustaban a mi niño, vi las Adidas que él quería en http://www.marianssport.com/ como sabíamos el número de pie y se las había probado en una tienda con sus amigos, no tuvimos problema, así que solo fue seleccionar el modelo, número y esperar a que llegaran.

Parecían los reyes magos en pleno mes de junio, así estaba mi niño, que abrió la caja y descubrió sus botas relucientes con las que espera marcar muchos goles este verano con sus amigos y los nuevos que a buen seguro hará.

Lo consiguió

Así pues, mi hijo hará lo que más le gusta (por mucho que lo intento no he conseguido que el piano le encante tanto como a mi) y pasará 1 semana jugando al fútbol y aprendiendo a convivir. En mi caso podré tener unos días más tranquilos y unas noches veraniegas como no pasaba con mi marido desde nuestra época de novios.

Aunque a los padres a veces se nos hace difícil dejar a nuestros hijos solos, la verdad es que es bueno poco a poco irles dejando hacer las cosas que les gustan y no sobreprotegerles tanto. Al final más tarde o más temprano van a tener que ser ellos los que se tengan que sacar las castañas del fuego.

Espero que estos días de tranquilidad me sienten bien y pueda disfrutar de dedicarme un poquito a mí, que también en ocasiones hace bien. ¿Y tú? ¿vas a dedicarte este verano a hacer lo que más quieres? Siempre que puedas te recomiendo unos días para ti, de verdad que uno vuelve que parece una persona nueva. El año es demasiado largo y estos días terminando agradeciéndose y mucho.

Deja un comentario