Cómo Blanquear los Dientes con Remedios Naturales

29 Noviembre, 2016
Cómo Blanquear los Dientes con Remedios Naturales

Al trabajar como Relaciones Públicas de una marca de moda, cuido mucho de tener una imagen impecable.

No solo en cuanto a la forma de expresarme y actuar sino también en mi forma de vestir, pero, sobre todo me fijo mucho en los pequeños detalles como el pelo y los dientes.

Y es que cuando trabajas de cara al público cuidar este tipo de detalles puede marcar una gran diferencia, sobre todo cuando estás representando la identidad de una marca, la imagen cuenta como una forma no verbal de comunicar de la marca.

De todo, lo que más me ha costado es tener una dentadura impecable y no fue hasta que empezó a ser un problema que empecé a identificar mejor todas las causas de que mis dientes tuvieran un color amarillento.

¿Por qué Aparecen Manchas en Nuestros Dientes?

Así es, lo primero que descubrí fue por qué mis dientes se manchaban tanto adquiriendo un color amarillento nada estético.

Y es que el esmalte que recubre las piezas dentales es ligeramente poroso y se va “llenando” con lo que comemos. Si bien, hay alimentos y comida que manchan los dientes de manera más penetrante y con el tiempo van dejando un color amarillento o amarronado que desluce completamente una buena sonrisa.

A estos alimentos se suman las bebidas amarronadas como es el café, el té o los refrescos, junto con los cigarrillos y una mala higiene bucal. Todos estos factores aumentan la porosidad del esmalte.

Por otra parte, el ácido de ciertos alimentos también lo dañan, como al comer carne, productos lácteos, cítricos, azúcar refinado, cerveza, edulcorantes artificiales, refrescos gaseosos, aceites vegetales o los dulces son tipos de alimentos que empeoran la situación.

Un error muy común es el cepillarse los dientes justo después de comer, ya que de este modo impides que se formen caries, pero también hace que el esmalte no tenga tiempo de recuperar su dureza.

En mi caso, empezar a cepillarme pasado un tiempo después de comer fue uno de los primeros hábitos que cambié en mi higiene bucal.

Esto junto con mi consumo excesivo de café y té, además de intentar dejar de fumar. También hice cambios en mi dieta, aunque esto último no solo por mejorar el aspecto de mi dentadura, sino también por mi estado de salud en general.

De hecho, saber que alimentos como las frutas y los vegetales ayudan a mantener los dientes blancos fue una interesante motivación para añadirlos concienzudamente en mi dieta. Alimentos como las peras, las manzanas, las zanahorias, los pepinos, las coliflores, la lechuga, el brócoli y las espinacas.

Muchos de estos alimentos contienen fibra y nutrientes que ayudan a crear una película protectora en el esmalte de los dientes, evitando que se manchen.

Es curioso cómo, a veces, simplemente al sacar el tema entre amigos o las personas cercanas empiezas a descubrir muchos remedios caseros muy sencillos y efectivos.

Así fue como mi hermana me habló de una sencilla receta a base de Bicarbonato de Sodio, al parecer uno de los mejores remedios naturales para el blanqueamiento de los dientes.

Consiste en aplicar ¼ de cucharada de Bicarbonato de Sodio en una taza y humedecer el cepillo con agua del grifo. Sumergirlo en Bicarbonato para que se vaya pegando y cepillar como si fuera un dentífrico.

Lo único importante es recodar que debemos usar este remedio pocas veces al mes, ya que su uso excesivo puede dañar el esmalte dental. Una frecuencia recomendable es hacerlo dejando una semana de por medio, para luego pasar a hacerlo una vez al mes.

Se trata de un truco muy sencillo para el blanqueamiento dental, personalmente uno de mis remedios favoritos.

Si bien, y a pesar de seguir rigurosamente estos consejos y remedios naturales también acudo al dentista con regularidad para realizar una buena limpieza dental y revisiones periódicas.

Lo mejor es ir a un Centro de confianza a poder ser cerca de tu casa, en mi caso que hace un par de años que me vine a vivir a Madrid fue lo primero que le pregunté a mi hermana. Ella ya lleva muchos años viviendo en Madrid y siempre sabe cuáles son los mejores sitios en todo.

Me habló de Dental Morante, una clínica dental situada en Madrid con más de 30 años de experiencia. Entre sus profesionales de dilatada experiencia se encuentran especialistas en implantes dentales, periodoncia y endodoncia en constante formación. Además de aplicar los últimos avances en ortodoncia y estética dental para conseguir sonrisas limpias.

Siguiendo estos trucos naturales y haciendo revisiones periódicas conseguí una sonrisa magnífica, que junto con el resto de detalles de mi imagen, hacían que la atención que le ofrecía a cada cliente tuviera ese plus de distinción y elegancia que quería transmitir.