Mitos que nos impedirán llevar una vida saludable para 2017

29 Diciembre, 2016
Mitos que nos impedirán llevar una vida saludable para 2017

Como si de una tradición se tratase, solemos empezar el año con una lista de propósitos a cumplir en los próximos doce meses, o al menos a intentarlo. Si no hemos tenido suerte en el tema de los sorteos de lotería de Navidad al no haber jugado en la suertuda administración La Diosa Fortuna de Xàtiva o través de su web, cuidarnos y prestar más atención a nuestra salud suele ser uno de los objetivos principales. El problema llega cuando nuestra idea de lo que es saludable o no es errónea.

En la última edición del estudio internacional Cigna 360 Wellbeing Score se ha incluido un Índice de Conocimiento de Salud y Bienestar que analiza el nivel de relación que hay entre la realidad y la percepción que tienen los españoles respecto a temas de salud como la alimentación, el ejercicio, el cáncer, el estrés o el envejecimiento. Según este índice, los españoles tienen un nivel de conocimiento sobre aspectos de la salud y bienestar del 59,9 sobre 100. Se trata de un aprobado justo que, aunque nos sitúa por encima de la media europea (53,2), demuestra que todavía hay muchos mitos que aclarar.

Alimentación y ejercicio

La percepción de los españoles respecto al hecho de mantener un estilo de vida saludable es, en algunos casos, errónea, ya que se trata del aspecto que peor puntuación presenta (48,2). Es más, los encuestados creen que sólo el 38 por ciento de la población española tiene sobrepeso, cuando, en realidad, es un 60,9 por ciento. Varios ejemplos lo demuestran.

Por ejemplo, la afirmación comer mucha fruta es bueno para la salud es falsa, ya que, a pesar de ser una estupenda fuente de vitaminas, comer demasiadas frutas aumenta el riesgo de padecer diabetes u obesidad. Otro falso mito es que consumir alimentos grasos engorda. Están considerados como nocivos pero algunos de ellos están formados por lo que se conoce como “grasas insaturadas” muy buenas para la salud.

Se cree también que hay que practicar ejercicio, como mínimo, cinco veces a la semana durante al menos 30 minutos.  Pero está demostrado que hacerlo durante menos tiempo, aumentando la intensidad, podría ser incluso más efectivo. Así, también es falso que comer después de las ocho de la tarde engorda más. No solamente es la hora lo que afecta, también la composición de la comida ingerida. Si tomamos hidratos de carbono antes de acostarnos, al no quemarlos, engordarán más aunque las calorías sean las mismas. Se trata, por tanto, de una cuestión de balance ingreso-gasto.

Estrés

Con una puntuación de 55,3, el estrés es otra de las cuestiones que mayor desconocimiento presenta por parte de los españoles. Este aprobado raspado significa que todavía hay mitos por revelar como los siguientes. Se dice, por ejemplo, que el estrés provoca calvicie precoz, pero la calvicie tiende a surgir de forma prematura por genética, enfermedad o vicios como el tabaco. También es un mito que el estrés puede causar úlcera de estómago. No hay evidencia médica de ello. Y sin embargo es cierto que hay algunos tipos de estrés que son buenos para nuestra salud y bienestar. Existe el desconocimiento del llamado Eustress (estrés positivo) que nos dota de herramientas útiles para afrontar la vida y que resulta positivo para nosotros.

Envejecimiento

El 60 por ciento de los españoles se siente más joven de lo que realmente es. Sin embargo, cuando se trata de especular sobre la edad de los demás, se tiende a exagerar. Según este informe, la respuesta mayoritaria a la pregunta qué porcentaje de población tiene más de 65 años en nuestro país es: el 40% de los españoles tiene más de 65 años. En la realidad las estadísticas muestran que solo hay un 18 por ciento de personas situadas en este grupo poblacional. Todavía existen algunas concepciones erróneas, y no solo en cuanto a la edad, sino también respecto a otros muchos aspectos.

Por ejemplo, es falso que el envejecimiento va acompañado de un deterioro físico y mental inevitable. Tal y como demuestran diversos informes de la OMS, el envejecimiento puede ralentizarse con el aumento de actividades físicas, una dieta equilibrada y un buen entorno social. Y es falso que haya muchas probabilidades de que los olvidos indiquen inicio de demencia. Es cierto que puede significar una señal temprana de esta enfermedad, pero no implica necesariamente su padecimiento. Puede estar causada por otros aspectos como una medicación determinada o depresión. Por otro lado, es también erróneo que la depresión es más común en la gente mayor. La edad es solo un factor de riesgo, de tal manera que la depresión no puede relacionarse con una parte normal del crecimiento sino como una enfermedad. Y falso que las personas mayores no están habituadas al lugar de trabajo moderno. Varios estudios han indicado que algunos segmentos del crecimiento mental (pensamiento estratégico, deliberación o perspectiva comprensiva) pueden reforzarse con la edad.

Cáncer

El cáncer es la cuestión de salud que más preocupa a los españoles. Al menos así lo reconoce un 76 por ciento. Precisamente por eso existen algunas percepciones erróneas respecto a esta enfermedad, todas ellas relacionadas con diferentes aspectos o situaciones que, según los encuestados, pueden acrecentar las probabilidades de padecerlo, pero que, en realidad, no son tan dañinas como se piensa.

Por ejemplo, y que se lo digan a Madrid, hasta arriba de contaminación, vivir en una ciudad contaminada causa, con el tiempo, cáncer de pulmón es falso. Según diversos estudios, la probabilidad de que ocurra es muy baja y sólo en personas con ocupaciones específicas. Asimismo, también es falso que beber agua embotellada que se ha mantenido en un coche durante mucho tiempo produzca cáncer. No ha quedado demostrado que esta situación cause o aumente el riesgo de padecer cáncer. Y tampoco comer verduras muy cocinadas puede causar cáncer. Aunque es cierto que contienen aminas heterocíclicas (HCA), la cantidad es muy pequeña. Lo que sí que hay que evitar es consumir carnes carbonizadas, ya que contienen mayor cantidad de este compuesto químico. Y, por último, es falso que si no tienes a nadie en tu familia que haya padecido cáncer, no tienes de que preocuparte. Solo una pequeña proporción de los casos de cáncer proviene de genes heredados. El 90%-95% se producen de forma esporádica.