Cuida tu vista desde joven y no te arrepentirás

30 Diciembre, 2016
Cuida tu vista desde joven y no te arrepentirás

Seguramente alguna vez nuestro médico, harto de que no le hiciésemos caso en alguno de sus consejos o recomendaciones, acabó por decirnos algo similar a que pensemos en cómo nos queremos ver dentro de unos años. Y es que no hay mejor forma de hacérselo entender a un paciente. Si no quieres tener problemas más adelante con el hígado, no bebas ahora. Si no quieres tener riesgo de infarto dentro de poco, cuida lo que comes y haz ejercicio ahora. Si no quieres llegar a viejo sin capacidad para respirar, no fumes en la actualidad. Pues lo mismo ocurre con la vista, ese sentido del que parece que no somos conscientes hasta que nos empieza a fallar y tenemos que ir al prestigioso Centre Marsden para que nos echen un ojo, nunca mejor dicho.

Y es que como decíamos, la vista parece que es un sentido que está ahí sin más y que no lo debemos cuidar, sin embargo en cuanto empezamos a perder algo de visión por la edad, los esfuerzos o incluso simplemente de forma puntual cuando nos mareamos nos inquietamos sobremanera porque caemos en la cuenta de cuán necesario es. Es por esto que conviene empezar a cuidar de nuestros ojos desde jóvenes, y más ahora que vivimos rodeados de tecnología.

A ver, echemos cuentas. Entre el ordenador del trabajo, el de casa, la tableta o el móvil, ¿cuántas horas al día podemos tener los ojos delante de una pantalla que no nos hace nada bien? Pues posiblemente por encima de la docena. Y esto solamente en lo que a pantallas se refiere, porque después conducimos con el sol abrasando muchas veces sin llevar las gafas de protección, vamos a la nieve y hacemos lo mismo al exponernos, nos plantamos delante de la televisión, nos echamos tiempo con la graduación incorrecta por no gastar en unos cristales nuevos para las gafas… Sí, inconscientemente y obviamente sin querer hacernos un mal a largo plazo exponemos nuestros ojos a muchos peligros pequeños pero continuados en el tiempo y como no vemos de forma inmediata el daño persistimos en estos errores.

Pues bien, sin llegar a volvernos unos locos como para desconectar del mundo o no salir más de casa no vaya ser que miremos directamente a la luz, debemos cuidar la vista. Esto quiere decir que evitemos exposiciones prolongadas a pantallas, que usemos las gafas de protección que nos convengan en cada momento (las hay de diferente cristal en función de su utilidad), que si necesitamos gafas para ver la tele las usemos, y que incluso compremos todos aquellos avances que salen para cuidar los ojos, como protectores de pantalla. Y, eso sí, convendría que nos hiciésemos al menos todos los años una revisión en un centro especializado.

Dónde acudir a pasar revisión

Si no tenéis un óptico de confianza en vuestro entorno al que acudir, nosotros os recomendamos el Centre Marsden, formado por los Jaume Paune y Pedro Martín, en estrecha colaboración con otros profesionales tanto de la visión como de otros ámbitos como oftalmólogos, ópticos, psicólogos o logopedas, lo que permite, cuando es necesario, crear un equipo multidisciplinar para dar respuesta a los problemas e inquietudes que puedan plantear los pacientes.

En este centro situado en Barcelona cuentan con un gran equipo y también unas buenas instalaciones donde hace un seguimiento de problemas tan comunes como la miopía, así como aplican tratamientos de ortoqueratología y terapia visual.