30 noviembre, 2017
Una de las grandes dudas de la humanidad es qué usar, calzado de plástico o de piel. Solo hay que ir a una zapatería para comprobar que nada tienen que ver. Aunque en apariencia puede parecer que sí, son como el agua y el aceite. Quizás lo que más llame la atención sea la diferencia de precio. No hay duda de que el plástico puede ser hasta dos o tres veces menor que un calzado de piel, pero claro, la diferencia se nota y mucho. Nosotras lo tenemos claro y apostamos por la piel. Solo tienes que entrar en la web de Calzados Luz para comprobar cómo es la calidad de unos zapatos de piel, sea la marca que sea. Aquí puedes encontrar Pikolinos, Panamas Jacks o Callaghan y vas a notar la diferencia.