Comprar maquillaje por Internet de manera segura

10 julio, 2018
Comprar maquillaje por Internet de manera segura

Internet se ha convertido en una herramienta básica para comprar por Internet, sobretodo para las generaciones más jóvenes que no tienen tanto miedo como las generaciones más mayores. Esto es fácil de comprobar, ya que verás que las personas ancianas que manejan Internet siguen bajando a comprar a las tiendas “de toda la vida”.

Hacer que las generaciones más mayores confíen en Internet es algo complicado, porque por mucho que existan sistemas seguros de pago con tarjetas monedero (en las que tu vas metiendo el dinero que quieres gastar), e incluso opciones como PayPal que además ofrecen servicios complementarios muy interesantes, no van a confiar por sus prejuicios e inseguridades.

Y esto es realmente un problema, ya que están perdiendo una gran oportunidad de encontrar oportunidades muy buenas. Tanto encontrar productos nuevos, como poder comparar productos de diferentes marcas es algo bastante positivo y que además enriquece el conocimiento a la hora de comprar.

Pero uno de los problemas de las nuevas generaciones a la hora de comprar por Internet es precisamente que no tienen miedo. Esto puede sonar a contradicción, pero ni mucho menos, ya que esta falta de miedo hace que confíen en todos los mensajes de diferentes vendedores que, o bien no dicen toda la verdad, o mienten descaradamente.

Los más jóvenes pueden sufrir muchos engaños, y el mayor problema no es que pierdan dinero, sino que consuman o utilicen productos que dañen directamente a su salud. Y aquí es donde de verdad existen problemas, ya que aquí nos encontramos con un problema serio con el que tenemos que acabar.

Uno de los productos que más problemas pueden dar son los cosméticos, el maquillaje y otros productos para la limpieza facial son extremadamente comunes. Y en internet se pueden encontrar demasiadas copias baratas y falsificaciones que son muy difícil de detectar por el ojo no experto.

Con el fin de evitar que se compren productos cosméticos que afecten a la salud, porque es difícil evitar que se vendan, hoy vamos a dar algunos consejos para evitar comprar en tiendas no deseadas. Eso sí, el mejor método para evitar este tipo de problemas es concienciando a los más jóvenes de los peligros de Internet.

En qué te debes de fijar para comprar con seguridad

En primer lugar, compra en páginas confiables. Siempre que compres cosméticos, hazlo en las páginas oficiales de la marca, distribuidores autorizados o tiendas con buena reputación que hayan sido recomendadas por gente de confianza, por ejemplo. Fíjate bien en las políticas de devolución de las páginas (que la aseguren es lo mínimo) o de que haya suficiente información sobre la empresa que comercializa los productos.

Si recurres a eBay, Aliexpress o Amazon, revisa la reputación del vendedor y una reseña del artículo antes de comprar, pero considera este tipo de sitios como la última opción, puesto que las falsificaciones son más comunes en éstos. Además, es común que existan reseñas compradas en este tipo de tiendas online.

También se pueden acudir a clubs de compras en los que se puede confiar, como Tu Club de Compras, el supermercado online más barato que pone a tu alcance multitud de productos a precios increíbles , y que además cuenta con un gran catálogo entre el que podrás encontrar diferentes categorías de productos de primeras marcas.

En segundo lugar, lee reseñas y asesórate con herramientas. Si quieres una base de maquillaje, comprarla por internet es difícil, más no imposible. Muchas páginas cuentan con asistencia vía chat con especialistas, otras, como Shiseido, Cover Girl, Sephora o Urban Decay, te ayudan a encontrar tu tono con un breve test. Hay variadas aplicaciones para lograr elegir una base: las más aclamadas son MatchCo y Findation, que te ayudan a encontrar el color de tu base a través de cuestionarios y tu teléfono celular.

Además, leer reseñas y encontrar bloggers con un tipo de piel similar al tuyo te hará dilucidar si el color de un labial o una sombra de ojos le viene a tu color y tono, además de saber la calidad del cosmético.

En tercer y último lugar, aprende a detectar falsificaciones. Es difícil saber si estamos frente a falsificaciones si no estamos viendo la foto real del producto, así que el mejor referente puede ser el precio, puesto que es más probable que una falsificación tenga un precio más bajo, informa The Huffington Post. Además, comprar en sitios de confianza te ayudará aún más, pues tienen un mayor control en lo que se vende y la autorización correspondiente para distribuir.