4 septiembre, 2017
La vida actual de prisas, la complicada situación laboral de los trabajadores y las empresas, la conciliación de la vida familiar y laboral, los problemas familiares…, todo esto nos puede acarrear importantes situaciones de estrés o ansiedad, que nos hagan buscar la ayuda de un  profesional y también la de terapias psicológicas. Hace un par de años yo sufrí todo esto por culpa de un cambio obligado de trabajo. Mi empresa me movía a otro puesto donde tenía un compañero que me ponía chinas en los zapatos y que, para colmo, siempre era un entendido en la materia de nuestro trabajo pese a no haberse formado para él.