12 Mayo, 2016

Mi madre, una mujer amante de la medicina natural que me ha introducido a mí en este mundo, ha decidido a sus 73 años, por voluntad propia, ingresar en Sanvital, una residencia de ancianos que cuenta con apartamentos tutelados que es, precisamente, adonde ella quiere ir.

Está claro que cuando llegas a un punto de necesidad o dependencia demasiado alto la única posibilidad que tienes para ser atendida como mereces es una residencia de ancianos. Sin embargo, si no has llegado a ese punto y quieres mantener tu independencia pero eres consciente de que necesitas ayuda,