28 septiembre, 2018
He escuchado a numerosas personas hablar de: “tengo fobia social y necesito ayuda”; “siento miedo al mostrarme a los demás”. Tener fobia social, o como ahora se dice Trastorno de Ansiedad Social (TAS), por ejemplo, es asumir montones de características y condiciones. No es simplemente ponerse nervioso cuando nos relacionamos con gente o cuando hablamos ante un público. Internet está plagado de información que puede ser correcta o no, pero que normalmente no se ajusta al caso concreto de cada individuo. Por eso, es peligroso que por tener un par de características de determinada condición o trastorno que leemos por ahí, nos atribuyamos un factor tan grande y que puede generar distintos problemas a largo plazo.

20 septiembre, 2018
¿Qué es realmente estar en forma? Hay mucha gente que confunde el significado de esa frase con estar delgado/a o incluso musculado/a pero nada más lejos de la realidad. Hay quien, teniendo sobrepeso, puede estar mucho más en forma que personas que estando en su peso ideal son sedentarias y carecen de fondo físico, ahora bien, eso no significa que no podamos pretender estar en forma y gustarnos estéticamente porque, en cierto modo, ambas situaciones van de la mano en la mayoría de las ocasiones.

6 septiembre, 2018
En este verano de dos mil dieciocho nos encontramos en un momento en el que parece que el rumbo de la Tierra parece tener luces y sombras. Por un lado tenemos que los ciudadanos están cada vez más concienciados con los grandes cambios ecológicos y metereológicos que se están produciendo en el planeta. Y por fin parece que las empresas están poniendo su granito de arena intentando hacer todos sus procesos más limpios. Por limpios entendemos que no se dañe al medio ambiente de ninguna manera, utilizando materias primas naturales extraídas de forma que no se dañe al medio ambiente.

6 septiembre, 2018
CCada vez son más las personas que sienten curiosidad por tener pequeños huertos en su propio hogar. Y es que un huerto urbano podemos hacerlo prácticamente en cualquier lugar, desde un pequeño jardín, a un patio a una terraza o balcón, que suele ser el caso más habitual para quienes viven en la ciudad. Lo único que necesitamos es contar con luz natural directa, así como la posibilidad de sombra en caso de ser un balcón o terraza.