Todo lo que deberías saber sobre la ortodoncia

27 septiembre, 2019
Todo lo que deberías saber sobre la ortodoncia

Cada vez son más personas, niños y adultos, que deciden ponerse una ortodoncia. Ya no son esos años en los que deba vergüenza llevarla. Además, las técnicas han avanzando mucho. Las personas somos conscientes de que una buena higiene bucal es básica para poder encontrar estabilidad laboral y sentimental. De ahí que sean muchas las clínicas estéticas que trabajan enérgicamente en mejorar sus tratamientos. Hoy te vamos a contar lo último en ortodoncia para que lo sepas todo.

Si estás pensando en mejorar la apariencia y la funcionalidad de tus dientes, los brackets metálicos son una opción muy adecuada para conseguirlo. Este sistema ortodóncico es uno de los más conocidos y utilizados por la mayoría de las personas. Anteriormente, su uso estaba más extendido entre los niños pero, hoy en día, cada vez más adultos optan por esta modalidad para mejorar su sonrisa.

Brackets metálicos

Los brackets metálicos están formados por tres partes: el arco, que se encarga de ejercer presión sobre los dientes. La ligadura que une el arco y los brackets. Puede ser de goma o metal. Y por último, los brackets que son los que colocan los dientes en su posición correcta. En algunos de estos tratamientos puede ser necesario emplear gomas si se precisa corregir la mordida. Estas se colocan de arriba abajo para unir la arcada superior y la arcada inferior. El resultado de este procedimiento es una dentición con una posición adecuada y una mordida saludable, que permite mejorar la calidad de vida del paciente.

Brackets estéticos

Con esta modalidad ortodóncica se consigue seguir el tratamiento dental de una manera más sutil que con los brackets de metal tradicionales, mediante un aparato transparente o de apariencia similar al color de los dientes. Según nos indican en la clínica Cuzco de Madrid esta es la mejor opción si quieres unir la eficacia de los brackets tradicionales con una imagen más discreta. Y es que en muchos casos llega a ser casi inapreciable.

Están formados en cerámica, y estos brackets se distinguen por su apariencia en tonalidades blancas, muy similares al color del esmalte dental, por lo que pasan desapercibidos para el resto de las personas. Es posible elegir también este color para el arco y las ligaduras. Los brackets cerámicos corrigen los mismos problemas bucodentales que su versión metálica, por lo que la eficacia del tratamiento no disminuye. Lo único que es menos visible, mucho menos. Ahora bien, ya habrás entendido que su precio es superior. Estos brackets están formados por cristal de zafiro, completamente transparente, que deja ver las piezas dentales. Los arcos y las ligaduras que se utilizan son blancos en lugar de metálicos, por lo que son menos visibles.

Ortodoncia lingual

Actualmente son muchas las personas que necesitan seguir un procedimiento ortodóncico pero no quieren que la apariencia metálica de los brackets afecte a su imagen personal. Por ello, el mercado también ofrece modalidades más discretas, entre ellas la ortodoncia lingual.

La ortodoncia lingual está formada por finos brackets que se colocan en la cara interna de la arcada dental, por lo que la superficie delantera de los dientes queda libre. De este modo, pasa desapercibida para el resto de las personas. La duración de este tratamiento suele ser algo menor que la de los brackets tradicionales, aunque siempre depende de cada caso en concreto.

Pero no solo el beneficio es visual. También tiene muchas más. Lo que puede servir para facilitar la higiene oral. El esmalte dental de la superficie frontal de los dientes no se ve alterado. Es más segura, ya que se evitan en gran medida las roturas por golpes. Además es un sistema efectivo y preciso.

Ahora bien, el primer paso para realizarse este tratamiento es llevar a cabo un estudio de la cavidad oral con el fin de detectar si existen anomalías bucodentales. En caso de ser necesario, los expertos te informarán sobre las distintas posibilidades de aparatos ortodóncicos de las que disponen.

Ortodoncia invisible

Y ya para rematar, el mercado te ofrece la ortodoncia invisible. Este sistema formado por férulas transparentes, completamente removibles, se ha posicionado como la elección más extendida entre las personas adultas. El beneficio más notorio de esta modalidad ortodóncica es el material completamente traslúcido y discreto que compone el aparato. El paciente podrá retirarlo y volverlo a colocar con total normalidad para comer, realizar la higiene oral diaria o para alguna ocasión en la que prefiera no llevarlo.

Al ser un sistema extraíble permite una limpieza más completa de la cavidad oral, por lo que reduce las posibilidades de padecer caries, gingivitis y otros problemas bucodentales. Sus férulas van modificando la posición dental semana tras semana. Se deben ir renovando, atendiendo a las indicaciones de un programa informático en 3D que permite marcar la evolución del tratamiento.

¿Qué te parece? Ahora ya has visto que el mundo de la ortodoncia está en evolución y que puedes encontrar un montón de oferta.