Las reformas ganan terreno

9 abril, 2020
Las reformas ganan terreno

No estamos en un momento óptimo para comprar inmuebles, es la realidad. Son muy pocas las personas que tienen acceso a un préstamos bancario o una hipoteca con las suficientes garantías como para liarse la manta a la cabeza, y es que si parecía que España empezaba a levantar la cabeza después de la crisis de 2008, ahora el coronavirus ha tirado a la basura la mayor parte de las esperanzas, y no solo las nuestras, las de muchos otros países también. Por eso, lo que sí parece que se va a seguir moviendo con bastante seguridad, es el tema de las reformas. Pero ¿por qué?

Parece ser que la situación actual ha hecho que las reformas sean la salida más lógica para muchos de nosotros que, en diversas situaciones, vemos en ellas la opción más segura para seguir con nuestras vidas en una vivienda digna.

La casa heredada

Si antes, al heredar una vivienda, te planteabas la opción de venderla para adquirir algo de líquido y tener opción de dar una entrada para una vivienda de obra nueva, o similar, ahora esa opción no es viable. Tampoco suele dar mucho juego reformarla y ponerla en alquiler, a no ser que ya tengas casa propia anteriormente y no necesites esta herencia para nada pues, en ese caso, esos ingresos mensuales podrían ser un pequeño respiro. Lo más viable hoy en día es utilizar los pocos ahorros de los que dispongas para reformas esa vivienda y hacerla a tu forma, a tu personalidad, y adaptarla a la seguridad y calidad que hoy en día se demanda en el mercado inmobiliario para poder residir en ella, pues al final es muy posible que sea tu mejor opción.

Parejas jóvenes, familias que viven en pisos más pequeños y personas que aún no han podido independizarse ven en esas casas heredadas la mejor opción para cumplir sus sueños. En Reta2, reformas integrales en Madrid, nos cuentan qué puntos son los principales a tener en cuenta en una reforma para vivir en una vivienda antigua:

  1. Moderniza la electricidad
  2. Moderniza la fontanería
  3. Moderniza las antena de televisión y las habitaciones en las que se tiene acceso a ellas
  4. Cocina de fogones o vitrocerámica actualizada y segura
  5. Aísla del frío y el calor (Ventanas y puertas)
  6. Climatización (Aire acondicionado con bomba de calor)
  7. Mano de pintura

Podríamos decir que eso sería lo básico para nuestra seguridad y confort. A nivel estético se añaden los siguientes puntos por orden de prioridad:

  1. Moderniza la cocina
  2. Moderniza el baño
  3. Cambia los suelos (si están en mal estado o no te gustan)
  4. Adapta estancias cambiando separaciones de muro o tabique en caso de ser necesario
  5. Crea espacio de almacenaje (armarios empotrados, interiores de armario, muebles a medida en huecos o rincones que, a priori, son inservibles)
  6. Decora a tu gusto

Las mejoras en el hogar

Por otro lado encontramos a todas esas familias que no tienen posibilidad de mudarse a viviendas mejores, más grandes o mejor adaptadas y necesitan mejorar su calidad de vida. Para ellas, la mejor opción, son de nuevo las reformas, pero en su propia casa. Normalmente, este tipo de familias que viven en casas más o menos antiguas y con espacio limitado, suelen necesitar, como mínimo, adaptar electricidad, fontanería y un cambio de cocina y baño, además de la mano de pintura por supuesto. La prioridad es simple, primero lo que no se ve porque luego es más complicado (electricidad y fontanería) y luego todo depende de las necesidades de cada casa. A veces, aunque no sean baños estéticos, sí hay baños funcionales por lo que merece más la pena invertir el presupuesto en una mejora de cocina, o al revés. Otras cosas que se pueden hacer para mejorar las estancias es instalar aires acondicionados con bomba de calor, dan mucho juego en viviendas antiguas y la instalación es sencilla.

Viviendas para alquilar

Y luego tenemos a todas esas familias que tienen acceso a una segunda vivienda, bien por herencia o bien porque tienen una casa de veraneo en la playa o en la sierra y quieren alquilarla para ganar algo de dinero en estos tiempos. Este tipo de reformas son más estéticas que otra cosa, y muy sencillas, suelen incluir comodidad (aire acondicionado, radiadores de calor, rehabilitación de chimeneas) y decoración (pintura, adaptación de estancias, redecoración).

Si decides alquilar tu segunda vivienda te aconsejamos que lo hagas para todo el año, un alquiler común y tradicional, pues ahorra problemas. Si, aun así, prefieres alquilar tu segunda vivienda como alquiler turístico hazlo todo legal y ten en cuenta que habrá meses que no tendrás ingresos, aunque en los meses que sí tengas estos sean mayores. Si tienes todo eso claro, porás organizarte cómodamente.