Las razones por las que tienes que cambiar tus ventanas de casa

23 abril, 2021
Las razones por las que tienes que cambiar tus ventanas de casa

Pensamos que para mejorar nuestro hogar lo que tenemos que hacer es grandes reformas, y esto no siempre es así. A menudo en los pequeños detalles se encuentra la diferencia. Notamos que nuestra casa está fría, que se escucha mucho ruido desde la calle o que retumba y vibra todo cuando pasan coches o el camión de la basura se pone en nuestra ventana. Pues bien, lejos de pensar que el problema es de la casa, tenemos que pensar que lo tenemos en nuestras ventanas.

“Las ventanas son un elemento estructural de una vivienda que además de dar estéticamente personalidad a la fachada, cumplen otras funciones como la de aislar del calor y el frío tus estancias, así como del ruido exterior”, nos explican desde La Ventana Perfecta, una empresa de cambio de ventanas y que apuesta por los modelos PVC. Y es que, sin duda, las ventanas son las encargadas de suministrar luz natural a tu vivienda y la protegen de cualquier intento de robo o intrusión.

Después de unos cuantos años viviendo en el mismo lugar o si has comprado una casa de segunda mano, es el momento de analizar si necesitas cambiar tus ventanas. Si por su culpa estás perdiendo dinero o el bienestar de tu hogar es deficiente. ¿Quieres saber si necesitas un cambio de ventanas? Pues es muy sencillo, si tus ventanas cumplen una o más de las siguientes evidencias, no lo dudes, ha llegado el momento de hacer un cambio.

  •     El aspecto de las ventanas necesita mantenimiento y mejora.
  •     En invierno están muy frías y en verano queman al tocarlas.
  •     Da igual si las ventanas están abiertas o cerradas, el ruido de la calle se escucha de todas maneras.
  •     Cuando hay una tormenta de lluvia fuerte suele filtrarse algo de agua.
  •     Se atascan cada vez más y cuesta abrirlas y cerrarlas.
  •     Se puede escuchar el silbido del viento al colarse por las juntas de la ventana.
  •     Las ventanas pesan demasiado.
  •     Aunque la calefacción esté encendida, en las zonas cercanas a la ventana se nota un ambiente más frío.

Si en verano para notar el fresquito del aire acondicionado debe estar a su máxima potencia y aún así no es suficiente, hay un problema de aislamiento.

Seguro que te has notado identificado con las ventanas de tu casa, ¿verdad? Pues ahora es el momento de hacerlo.

Beneficios de las ventanas de calidad

Iluminación

Está comprobado que la luz natural influye de forma directa y positiva en nuestra salud y bienestar y las ventanas son la fuente de luz natural más importante en cualquier casa.

 

Ahorro energético

Vas a dar saltos de alegría cuando compruebes cómo las facturas han disminuido. Las ventanas pueden ser una fuente importante de pérdida de energía en casa, llegando a suponer entre el 10% y el 25% de la factura total en calefacción/aire acondicionado. Se te está yendo el dinero por la ventana, salta por ella. Un elemento tan básico como el material de la ventana y el vidrio juegan un papel decisivo a la hora de que nuestra vivienda gane en eficiencia energética, ya que puede evitar que el aire, tanto frío como caliente, pueda escaparse con facilidad de la vivienda.

Aislamiento acústico

Habrás comprobado que a través de las ventanas se escucha todo lo que pasa en la calle. Además por las noches es imposible conciliar el sueño con unas ventanas de poca calidad. No podemos permitir que unas malas ventanas sean el motivo de nuestro insomnio.

Durabilidad

La aparición de las ventanas de pvc han sido una auténtica revolución, ya que necesitan un mantenimiento menor y ofrecen una vida útil superior en comparación a otros materiales. Podemos decir que unas ventanas de estas características pueden ser para toda una vida.

¿Mejor de PVC o de aluminio?

El PVC es un material muy valorado en la construcción por su alta capacidad aislante y por su durabilidad. Las continuas mejoras y un control de calidad eficiente han convertido a las ventanas de PVC en la mejor opción.

 

En este caso, el PVC es un material ligero y químicamente inerte e inocuo, que además de ser un buen aislante acústico y térmico, es de los materiales más eficientes y sostenibles. La energía empleada en la producción del PVC y su larga vida útil colabora al tipo de economía circular, lo que lo convierte en un producto 100% reciclable.

Por este motivo, en día el PVC ya es un material apto para ventanas de grandes dimensiones, y su calidad-precio lo convierte en la opción más económica.

 

Ya ves que a la hora de valorar un cambio de ventanas hay muchos aspectos a tener en cuenta. Asesorarse por profesionales para saber qué ventana es la idónea para ti es garantía de éxito, por eso, es el momento de comprobar si hay cambio o no.