4 agosto, 2019
No sé por qué nos creamos ciertas imágenes en la cabeza cuando conocemos a alguien partiendo de la impresión que nos da. Es injusto porque, muchas veces, la impresión es errónea pero, la realidad es que en el 90% de los casos acertamos, o al menos yo lo hago. Me considero una persona elegante, con cierto gusto para la moda, y muy actual por lo que es lógico pensar que mi vivienda seguirá esos mismos cánones ¿verdad? Pues no, aún no, pero antes de Navidad será una afirmación correcta.