11 noviembre, 2019
Tengo que reconocer que hasta hace poco pensaba que la mejor forma para tener un cutis perfecto era atiborrarte de cremas, tanto diurnas como nocturnas, y si llegaba el caso pues darle un poco de bisturí a la cara. ¡Qué confundida estaba! Ahora sé que lo mejor para tener un cutis perfecto es que nuestra piel esté en contacto con la naturaleza. Que sienta como el viento nos golpea en la cara. Una sensación que hacía mucho tiempo que no sentía, yo creo que desde que era niña e iba al pueblo a ver a mis abuelos.