Nutrientes que favorecen la salud de nuestra piel

4 septiembre, 2020
Nutrientes que favorecen la salud de nuestra piel

La piel que recubre cada centímetro del cuerpo humano está formada por la agrupación de infinitas células poliédricas de tejido epitelial fuertemente unidas entre sí. En la piel se pueden distinguir claramente dos capas:

  • Una externa formada por el epitelio de superficie, denominada epidermis, la más delgada y expuesta a la exposición solar, cambios de temperatura, fricciones, etc. este tipo de tejido no presenta vasos sanguíneos, sino que se nutre de los capilares existentes en el tejido conjuntivo de la dermis.
  • Una interna formada por tejido conjuntivo y fibras elásticas, denominada dermis, que le confieren unas determinadas características como resistencia, elasticidad y flexibilidad. En ella se encuentran los vasos sanguíneos, nervios, glándulas subcutáneas y folículos pilosos.

Los epitelios tienen una alta tasa de renovación y regeneración, sobre todo los de la epidermis, los más expuestos del cuerpo. Esta renovación ocurre normalmente, pero existen factores ambientales que la potencian registrando daños como la aparición de enfermedades y el envejecimiento prematuro de la piel, por lo que necesitan una reparación celular. Esta reparación viene dada por nutrientes que favorecen la salud de nuestra piel, como pueden ser:

  • Vitamina E. Es un antioxidante conocido por su gran poder como “superantioxidante”, también se la considera como el nutriente “antienvejecimiento”. Está demostrado que la propia piel produce continuamente esta vitamina juntamente con otras sustancias antioxidantes que facilitan la regeneración de la piel, si bien a medida que envejecemos esta capacidad de auto regeneración disminuye lo que se asocia a un proceso natural de envejecimiento. La vitamina E se puede encontrar en los siguientes alimentos: frutos secos como nueces, almendras, maní o avellanas, hortalizas de hoja verde como brócoli o espinacas, aceites vegetales como de girasol, maíz, soja, germen de trigo, semillas de calabaza, sésamo, piñones o girasol. Es por ello por lo que si quieres favorecer la presencia de Vitamina E en tu cuerpo, nosotros te recomendamos que te pases por El molí pan y café, donde encontrarás los mejores productos de panadería y bollería saludable con un toque tradicional, junto con una buena taza de café de la mejor selección, con la garantía de que sus productos están elaborados con ingredientes 100 % naturales, los cuales sirven para generar esta vitamina en nuestro organismo.
  • Vitamina C. Esta vitamina hidrosoluble es necesaria para el crecimiento y reparación de los tejidos, entre ellos el epitelial, por lo que es necesaria para producir la piel, los tendones, los ligamentos, sanar heridas, etc. El cuerpo por sí mismo no es capaz de producir esta vitamina ni de almacenarla, por lo que se hace necesario incluir en nuestra dieta diaria una buena porción de alimentos que la contengan como pueden ser: el tomate, pimiento rojo y verde, patatas, las frutas como las naranjas, el pomelo, melón, sandía, kiwi, mango, piña, fresas, frambuesas, moras, arándanos, papaya, verduras como el brócoli, coles de Bruselas, coliflor, espinacas, repollo, etc.
  • Vitamina A. esta vitamina contribuye al normal funcionamiento del sistema inmunitario, reforzando las defensas naturales a la vez que participa en la cicatrización de las heridas y la formación de nueva piel, por lo que es uno de los nutrientes que más contribuye a favorecer y mantener la piel sana, así como al recambio de las células epidérmicas. Dado que es de origen animal se encuentra en la leche y sus derivados, el huevo, hígado, salmón, bacalao, verduras de hoja verde como brócoli, zanahoria, calabacín, frutas como melón, mango, naranjas, etc. La vitamina A y sus derivados es el nutriente que con más frecuencia se añade a cremas, lociones y cosméticos. Su uso se asocia con la prevención y reducción de la formación de arrugas en el rostro.

Asociado a la vitamina A, ya que es la forma ácida de la vitamina se encuentra el ácido retinoico, un importante estimulador del recambio celular, con efectos beneficiosos en el tratamiento de las verrugas planas, el acné juvenil, tratamiento por daños en la piel producidos por una excesiva radiación solar como manchas oscuras, envejecimiento prematuro, fotoenvejecimiento, etc. Los productos que contienen ácido retinoico deben ser utilizados bajo prescripción médica, ya que su uso indebido puede dar origen a una irritación intensa, eritema, resequedad, descamación de la piel, hiperpigmentación, dermatitis alérgica, etc.

  • Colágeno. Es una proteína cuya función es mantener unidos los tejidos del cuerpo, es decir actúa de sostén del organismo a la vez que aporta firmeza y elasticidad a los tejidos, por lo que es vital para la piel.

El agua, tan o más importante que los nutrientes

Tan importante como los nutrientes para nuestra piel es el agua. Beber entre 6 y 8 vasos de agua al día aporta innumerables beneficios como hidratación, prevención de las líneas de expresión, mejora la circulación sanguínea, evita la formación de celulitis, favorece la eliminación de líquidos, relaja el sistema nervioso…