Oleoturismo, una alternativa

26 mayo, 2021
Oleoturismo, una alternativa

El Oleoturismo es  una nueva tendencia. Al igual que el vino, parece claro que el aceite de oliva es un producto que sobrepasa lo gastronómico. Son conocidas sus propiedades, las cuales son de lo más saludables, pues se produce en un entorno mediterráneo y relacionado directamente, tanto con la cultura y la gastronomía de esta zona de Europa tan valorada en todo el mundo por sus ventajas.

El aceite es atractivo también para el sector del turismo, pues como nos recuerdan los especialistas de centrodeolivaryaceite.com,  no olvidemos que la oferta en el campo del turismo lo que hace es atraer visitantes a las zonas geográficas donde se produce el cultivo y la extracción, donde todo ello es combinado con la naturaleza, la cultura, la gastronomía y también la salud.

¿Qué actividades existen en el oleoturismo?

Vamos a ver algunas de las más importantes:

Existen las visitas guiadas por los olivares, algo que suele ser recomendable hacer en tiempos de cosecha y donde se puede llegar a participar a la hora de recoger aceitunas, montar en bicicleta o la ornitología.

También tiene gran éxito el alojamiento en sitios atractivos como en las cercanías de los olivares. Recordemos también las fiestas y celebraciones donde el aceite es un importante protagonista.

Existen portales como el que ofrece la diputación de Jaén, se puede centralizar la oferta en el campo del oleoturismo, donde se puede tener acceso a los hoteles especializados, los spas o las rutas.

Existen empresas de aceite que incluso reciben a grupos de visitantes y turistas que provienen de otros países de Europa con el objetivo de conocer a los olivares.

El aceite de oliva y el turismo llega incluso a las grandes ciudades, pues en Madrid, por ejemplo, hay escuelas de cocina que tienen incluso rutas de carácter organizado donde se realizan visitas y actividades que tienen como objetivo el que se conozcan diversas zonas de aceite.

El futuro y sus retos

Hay que tener en cuenta que el turismo que se relaciona directamente con los productos de la tierra es de lo más sofisticado, tal y como sucede en el vino, donde ya se pueden ver las bodegas situadas en famosos edificios y también podemos mencionar el interés existente que hay en los spas de vanguardia.

En todos los sitios no se ha desarrollado el oleoturismo, por lo que existe una alta potencialidad en este sector.  Esto podemos verlo en CC.AA como la catalana, la cual tiene una serie de denominaciones de origen con aceites de alta calidad y que se mueven mucho en cuanto a proponer ideas, como que se cree una mesa dedicada al oleoturismo.

Por lo general, el diagnóstico suele ser coincidente en la mayoría de las regiones y donde como principales retos podemos destacar:

Escasez de oferta a nivel turístico en las zonas de producción, de manera especial en las áreas en las que es evidente la oferta hotelera.

Hay evidente carencias en cuanto a personas cualificadas que tenga conocimientos de los productos sobre la cultura del aceite, en combinación con los idiomas y la atención al usuario.

Debería haber una mayor coordinación entre los propios municipios, así como en el sector profesional de la restauración, así como en los operadores de carácter turístico. Se debe romper la estacionalidad, de manera especial en cuanto al tiempo se cosecha.

No debemos olvidar que deben ser tenidas en cuenta las propuestas dinamizadoras en el sector:

Es interesante que haya una gran conexión entre los propios productos y la oferta turística en materias como el transporte, el alojamiento, así como las poblaciones en las que pueda haber una coordinación para que se consolide la oferta.

Combinación vino/aceite

Creemos importante que se realicen promociones en los mercados de emisión con catas y demás acciones en lo gastronómico y lúdico en relación con el aceite.

Las agencias de viajes y los operadores de turismo

Muchos se preguntan si aparecerá en el campo de la cultura del aceite una oferta a nivel turístico parecida a la que hay ya en el vino.

En oleoturismo es una oportunidad para dar aún más fuerza a un campo que tiene grandes posibilidades, pues el aceite de oliva en un producto de lo más beneficioso que tiene un aprecio ganado a pulso dentro y fuera de nuestras fronteras.

Estamos seguros que, tanto las instituciones como los actores privados van a poder en el presente y también de cara a tiempos futuros, toda la carne en el asador para el crecimiento del oleoturismo en España. De ello, los beneficiados van a ser muchos, así que merece la pena montar iniciativas y también proponerlas.